Visita la página TERAPIA REGENERATIVA

Visita la página TERAPIA REGENERATIVA
Nueva Página http://www.terapiaregenerativa.com

miércoles, 8 de octubre de 2008

Reproducción y desarrollo embrionario

Muy padre tu articulo, Manu, gracias.
Vista la siguiente pagina para mayores informes
http://lacomunidad.elpais.com/manurentzat/2008/10/8/reproduccion-y-desarrollo-embrionario

 
 

Sent to you by Gonzonet via Google Reader:

 
 

via Lo mejor de lo mejor: by Manu on 10/8/08

Como ya se ha visto en entradas anteriores, la reproducción puede ser asexual (donde un solo individuo es suficiente para generar su propia descendencia, los cuales serán clones con idéntica carga genética, salvo casuales mutaciones esporádicas) o sexual, donde dos ascendientes comparten material genético a partes iguales.

En este segundo caso, como ocurre en nuestra especie, la reproducción comienza con el desarrollo de los gametos, producidos por células germinales especializadas que darán lugar a óvulos o espermatozoides. En ambos casos la carga genética (diploide) se reduce a la mitad (haploide) mediante meiosis, para que cuando el óvulo de la hembra sea fecundado por el espermatozoide del macho y se fusionen sus núcleos, dé lugar a otra célula diploide completa, llamada cigoto (o zigoto, o célula huevo).

El cigoto es una célula totipotencial. Es decir, que a partir de esa única célula se desarrollará un organismo completo, con innumerables tipos diferentes de células que, evidentemente, tendrán la misma carga genética, aunque los genes expresados en cada una de ellas serán muy específicos, lo que especializará a cada célula en una función particular.

El cigoto empieza a desarrollarse a través de un proceso llamado segmentación, dividiéndose mediante sucesivas mitosis, primero en dos células, luego en cuatro, ocho, etc.

Durante las primeras divisiones, las células permanecen sincronizadas, dividiéndose todas aproximadamente al mismo tiempo hasta llegar a las 64 células, dando lugar a una masa celular denominada mórula, por su aspecto similar a este fruto.

A partir de ahí, se ahuecará como un balón, dando lugar al blastocisto y el ritmo de división celular variará a medida que las células comienzan a diversificarse hasta formar un embrión.

En el caso de nuestra especie, a partir del quinto día desde que se produce la fecundación, las células que integran el futuro nuevo ser, perderán su capacidad de formar por si solas un nuevo organismo completo (totipotencialidad), aunque conservarán aún una pluripotencialidad, capaz de generar cualquier tejido del organismo. Es decir, que si en estos primeros estadios se toma una célula de una región que normalmente se desarrollaría en un músculo y se traslada a otra zona donde debería desarrollarse el sistema nervioso, dicha célula pasará a formar parte del mismo sistema nervioso, sin ningún problema, ya que la forma como se desarrolle cada célula en estos primeros momentos, parece depender únicamente del lugar que ocupe dentro del propio embrión. No obstante esta pluripotencialidad, también se irá desvaneciendo rápidamente.

En estadios posteriores de desarrollo, si una célula es trasplantada de un lugar a otro del embrión, continuará con el desarrollo que hubiera tenido en su posición original, sin posibilidad de cambio. Es decir, perderán su potencialidad.

Curiosamente, la ontogenia se acerca bastante a una recapitulación de la filogenia, lo que prueba más o menos fehacientemente nuestro pasado evolutivo, ¿verdad?.


 
 

Things you can do from here: