Visita la página TERAPIA REGENERATIVA

Visita la página TERAPIA REGENERATIVA
Nueva Página http://www.terapiaregenerativa.com

martes, 28 de octubre de 2008

El sistema nervioso y el cerebro



 
 

Enviado por Gonzonet a través de Google Reader:

 
 

vía Lo mejor de lo mejor: de Manu el 28/10/08

El sistema nervioso de un animal recoge y procesa la información del entorno actuando en consecuencia.

El sistema nervioso sensorial recibe la información, a través de los órganos sensitivos, transmitiéndola al sistema nervioso central (médula espinal y cerebro), donde ésta es procesada y una vez determinada una respuesta adecuada a la situación medioambiental, serán emitidas otras señales a través del sistema nervioso autónomo (que controla las acciones involuntarias, como los latidos del corazón, por ejemplo) y del sistema nervioso somático (que controla las acciones voluntarias, como el movimiento de los grupos musculares), haciendo que el organismo interactúe con su entorno.

Las señales son transmitidas de una célula nerviosa (neurona) a otra formando cadenas (nervios) o redes nerviosas, sin que haya un contacto directo entre ellas a través de las sinapsis, donde la neurona estimulada descarga una serie de productos químicos (neurotransmisores), que estimulan a la neurona siguiente desatando un potencial de acción que hace que el impulso nervioso se propague.

Mientras en animales más o menos simples, como las medusas, el sistema nervioso se encuentra ramificado y disperso por todo el organismo, en animales más complejos, como nuestra propia especie, tiende a concentrarse formando un complejo órgano conocido como cerebro.

Dicho órgano de control, podría dividirse a grandes rasgos (en nuestra especie) en tres secciones:

  • Cerebro posterior o romboencéfalo: localizado en la base, desde donde arranca la médula espinal que se extenderá a través de la columna vertebral inervando el cuerpo de forma metamérica. Controla los movimientos motores automáticos, necesarios para mantener el equilibrio, por ejemplo.
  • Cerebro medio: donde se localizan las emociones.
  • Cerebro exterior o corteza cerebral: donde se procesan los datos provenientes de los sentidos y funciones como el razonamiento o la memoria.

Además de las señales nerviosas, los animales también controlamos nuestras funciones corporales mediante el uso de hormonas.

Dichas moléculas son segregadas por glándulas y tejidos especializados, pasando al torrente sanguíneo, desde donde se extienden por todo el organismo, afectando a otros órganos receptores, constituyendo el sistema endocrino.


 
 

Cosas que puedes hacer desde aquí: