Visita la página TERAPIA REGENERATIVA

Visita la página TERAPIA REGENERATIVA
Nueva Página http://www.terapiaregenerativa.com

jueves, 5 de noviembre de 2009

Los pobres piden metas climáticas inalcanzables, según la ONU

 
 

Sent to you by Gonzonet via Google Reader:

 
 

via biologia « WordPress.com Tag Feed by portalhispano on 11/4/09

Los países en desarrollo advirtieron el miércoles que se enfrentan al riesgo de una "destrucción total", a menos que las naciones ricas refuercen su lucha contra el cambio climático a un nivel que hasta Naciones Unidas dice que está fuera de alcance.

El máximo representante diplomático de Estados Unidos en materia del clima, Todd Stern, culpó a la "brecha de 17 años" entre naciones ricas y pobres del lento progreso en las conversaciones de la ONU con miras a alcanzar un acuerdo climático global en Copenhague para diciembre, y tuvo duras palabras para el llamado "debate de la sociedad".

Manteniendo su presión en las conversaciones climáticas de la ONU en Barcelona, la última sesión preparatoria para el encuentro de diciembre, los países pobres dijeron que incluso las ofertas más ambiciosas de la Unión Europea, más profundas que las de la mayoría de naciones, son demasiado débiles para un nuevo pacto climático.

"El resultado de esto es condenar a los países en desarrollo a una destrucción total de sus medios de vida, de sus economías. Sus tierras, sus bosques serán todos destruidos. ¿Y con qué fin?", preguntó Lumumba Stanislaus Di-Aping, de Sudán.

"Todo número por debajo del 40 (por ciento) significa que la población de África, la superficie terrestre de África, se ofrece a la destrucción", agregó en una rueda de prensa.

Los países en desarrollo han insistido en los diálogos en Barcelona en que las naciones ricas deben reducir para 2020 sus emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 40 por ciento por debajo de los niveles de 1990, mucho más de lo que han ofrecido hasta ahora.

Pero incluso la ONU dijo que una reducción en esa magnitud supondría un cambio demasiado doloroso. Las naciones africanas reanudaron las negociaciones en Barcelona el martes, tras haber boicoteado parcialmente los debates, una vez obtuvieron la promesa de poner más énfasis en los recortes de emisiones de los más ricos.

"Creo que llegar a menos 40 (por ciento) es un peso demasiado grande", dijo Yvo de Boer, jefe de la Secretaría de Cambio Climático de la ONU, a Reuters. Un cambio así requeriría "volver a la mesa de negociación" y representaría económicamente "un coste enorme".

BRECHA

En Washington, Stern criticó las posiciones cerradas en las conversaciones desde que el mundo acordó la Convención del Clima de la ONU en 1992 en Río de Janeiro.

"La brecha entre países desarrollados y países en desarrollo que se ha quedado en el centro de los debates sobre el cambio climático en los últimos 17 años todavía está viva", declaró ante un panel de Cámara de Representantes de Estados Unidos.

"No estamos comprometidos en este momento en un debate para la sociedad", agregó respecto a las negociaciones internacionales.

Hasta ahora, las naciones desarrolladas planean reducciones de entre un 11 y un 15 por ciento para el 2020 en relación a los niveles de 1990 para evitar que el cambio climático provoque más sequías, inundaciones, aumento del nivel del mar, poderosos ciclones y difusión de enfermedades.

Pero Di-Aping dijo que "en términos reales y absolutos, (el esfuerzo) es mínimo". Las naciones ricas gastan miles de millones de dólares en resolver la crisis financiera o en defensa, señaló.

Anders Turesson, jefe de la delegación sueca, que ocupa la presidencia rotativa de la Unión Europea, resaltó que reducciones del 40 por ciento como las que demandan las naciones africanas "serían extremadamente difíciles".

Es clave que Estados Unidos proponga una cifra para reducir sus emisiones en Copenhague, agregó.

Estados Unidos es el único país fuera del actual Protocolo de Kioto, que limita las emisiones de las naciones industrializadas para el año 2012. El Senado está debatiendo una ley que recortaría las emisiones en un 7 por ciento con respecto a los niveles de 1990.

http://www.swissinfo.ch/

Por otro lado:

Es necesario una revolución energética para salvar el clima
Fomentar las renovables, la nuclear y la captura de carbono para no superar en 2ºC el aumento de temperatura a final de siglo

"Hemos seguido una trayectoria equivocada en el uso de la energía y, si no la corregimos de forma revolucionaria, vamos a terminar el siglo con un aumento de la temperatura de 6ºC. El equilibrio del planeta está en juego".

La advertencia la lanzó ayer en Madrid el director de la división de análisis económico de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Fatih Birol, que presentó un informe monográfico sobre cambio climático que muestra que el sector energético y la financiación serán las claves para un acuerdo en la próxima cumbre del clima en Copenhague.

La AIE alerta de que el coste de no hacer nada, es decir, de no llegar a un acuerdo en Copenhague y permitir que la temperatura del planeta aumente en 6ºC o se llegue a las 1.000 partes por millón (ppm) de CO2 (ya se han superado las 350 ppm) ascendería a 500.000 millones de dólares anuales (337.994 millones de euros), además de "consecuencias ambientales catastróficas", indicó Birol.

Frente al coste de la inacción, la agencia apunta que las inversiones necesarias para cambiar el modelo deberían ascender en los próximos 20 años a 3.500 millones de dólares (2.363 millones de euros).

En 2030, el 60% de los coches deben ser eléctricos o híbridos

La AIE ha analizado las medidas que se deberían adoptar en el sector energético para que la temperatura del planeta no se incremente más de 2ºC y que las emisiones de gases no excedan, por tanto, las 450 ppm.

El sector energético es responsable del 66% de las emisiones del planeta y, en el caso concreto de España, del 78%. El mix energético que propone la agencia incluye una apuesta por las energías renovables, la nuclear y la tecnología de captura y almacenamiento de dióxido de carbono (CO2).

Además, en 2020 se debería llegar al máximo en el uso de petróleo, gas y carbón, y a partir de entonces reducirse. La secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, afirmó que se ha acabado "la era del monopolio del barril de petróleo y de su precio barato, y la reducción de las emisiones por la crisis abre la oportunidad en la transición de modelo energético".

72% para renovables

En el ámbito de las renovables, Birol considera que son necesarias las ayudas y subvenciones de los gobiernos. "En la mayor parte de los casos se necesita el apoyo económico", indicó, como vía para la revolución energética.

La agencia considera que se deberían invertir 1.200 millones de dólares (810 millones de euros) en el cambio de modelo energético, de los que el 72% iría destinado a renovables, el 19% de las inversiones a energía nuclear y el 9% a captura y almacenamiento de CO2.

El coste de no actuar ascendería a 500.000 millones de dólares anuales

En cuanto a la energía nuclear, el experto de la AIE destacó que "proporciona electricidad ininterrumpida a coste de generación bajo" y "con dos ventajas: la seguridad de suministro porque el uranio se obtiene en muchos países, no como el gas natural que sólo hay en unos pocos, y que no genera gases de efecto invernadero. El desafío de llegar a las 450 ppm es enorme y no podemos dejar fuera ninguna energía. La nuclear es parte de la solución", afirmó.

Para Birol, la energía nuclear es "una opción", lo que "no significa que todos tengan que apostar por ella", pero sí considera que "todos los países desarrollados tienen derecho a construir plantas si respetan las reglas", ya que la nuclear "es un instrumento muy fuerte para luchar contra el cambio climático". Recordó que países como Suecia, Bélgica, Italia y puede que Alemania están volviendo a la nuclear, así como China.

Otro factor a tener en cuenta será el precio. "La era del petróleo barato ha terminado", proclamó Birol. La agencia apuesta por instrumentos que desincentiven el uso de combustibles fósiles.

"La nuclear es un instrumento muy fuerte contra el cambio climático"

Además, el informe establece diferencias entre quién tiene que reducir emisiones y quién va a financiarlas. Así, mientras los países de la OCDE son responsables del 40% de las emisiones, la carga de la financiación será mucho mayor, y en algunos casos "será más rentable reducir las emisiones en países no OCDE que en casa, aunque la financiación sea de la OCDE", apuntó Birol.

Cambio en el transporte

El transporte es responsable del 30% de las emisiones en España, y la agencia también apunta la necesidad de una transformación con un menor uso del vehículo privado, coches más eficientes y modelos eléctricos e híbridos. Así, tan sólo el 2% de los vehículos que circulan en la actualidad por carreteras de la UE son eléctricos o híbridos, una cifra que debería llegar al 60% en 2030, afirmó Birol.

"Copenhague es necesario para la recuperación económica"

Heikki Willstedt, experto en energía de la organización ecologista WWF, añadió que en el cambio de modelo se debe apostar por el transporte de mercancías en ferrocarril, en detrimento de la carretera, y puso como ejemplo la utilización de las vías de alta velocidad para mercancías durante la noche, cuando no hay transporte de pasajeros.

Para evitar llegar a los 6ºC de aumento es preciso reducir las emisiones en 3,8 gigatoneladas de CO2. China ha presentado recientemente sus planes para contener el aumento de gases y su objetivo es reducir emisiones equivalentes a 1 Gt, "con lo que sólo China lograría contener más de un 25% de las emisiones", indicó Birol. A su juicio, "China y EEUU tienen la clave, ya que si esos dos países no se implican en Copenhague, no tendremos oportunidad para luchar contra el cambio climático".

Además de la importancia de que China entre en el acuerdo de Copenhague, Ribera indicó que EEUU "va a estar y tiene que estar". "No creo que vaya a perder la ocasión de estar en el acuerdo", ya que Copenhague "es lo que se necesita para la recuperación económica porque enviará al mercado las señales de las tecnologías que se necesitan", expuso.

En relación a la reivindicación de las organizaciones ecologistas de rebajar las emisiones a los niveles de 350 ppm, el experto de la AIE comentó que va a ser difícil conseguirlo "si no se llega a un acuerdo pronto en Copenhague". De hecho la agencia ha planteado su informe con el escenario de 450 ppm.

El momento para tomar decisiones ha llegado, y más cuando las emisiones se han reducido este año en un 3% debido a la crisis, por primera vez en la historia. "Es la parte positiva de la crisis económica", apunta Birol. Esto supone volver a los niveles de 2007 "y es una oportunidad si se sabe utilizar", retó el experto de la AIE a los 192 países que se reunirán en Copenhague en diciembre.

www.publico.es


 
 

Things you can do from here: